Publicador de contenidos

Un proyecto único para recuperar el nenúfar blanco y preservar la biodiversidad

 

 

El 77 % de las especies de los ecosistemas acuáticos continentales de Cataluña estudiados se encuentran en una situación desfavorable, según el informe Estat de la Natura a Catalunya 2020. Una de especies acuáticas es el nenúfar blanco, que normalmente vemos en estanques de jardines en sus variedades ornamentales. Se trata de una especie autóctona que, en su variedad silvestre, prácticamente se ha extinguido en Cataluña, y una de las últimas poblaciones se puede encontrar en el Parque Natural del Delta del Ebro.

Un proyecto impulsado por el Vivero Tres Turons, y que cuenta con el apoyo de Agbar, tiene el objetivo de preservar el nenúfar autóctono silvestre en Cataluña. Para ello, se prevé reproducir esta especie a partir de esquejes del Delta del Ebro y utilizar las plantas de tratamiento de agua residual que tienen lagunaje como reservorios del nenúfar blanco silvestre, para después llevar a cabo programas de reintroducción al medio natural, Por lo tanto, se realizarán análisis genéticos para confirmar si estos nenúfares son silvestres, cruzarlos con otras poblaciones silvestres y conseguir semillas a fin de recuperar sus líneas genéticas.

Recuperar esta planta acuática, famosa por su espectacular flor flotante, y volver a tenerla presente en lagunas de nuestro país es un estímulo para valorar más y proteger los ecosistemas de agua dulce de nuestra casa.

Las plantas de tratamiento de agua de la compañía, cuando se naturalizan, son espacios idóneos que favorecen la biodiversidad, donde se pueden llevar a cabo iniciativas de recuperación de ciertas especies vulnerables, puesto que son espacios sin la presión de especies invasoras, ni la frecuentación o usos sociales que afectan a muchas especies del entorno natural. Agbar está impulsando la naturalización de instalaciones para hacer compatible su función de tratamiento de agua con la función de favorecer la biodiversidad del entorno.

La preservación de la diversidad biológica es imprescindible para hacer frente a la emergencia climática. Los datos que lanza el informe Perspectiva Mundial sobre la Biodiversidad Biológica del 2020, de Naciones Unidas, alertan que no se ha conseguido plenamente ninguna de las 20 metas del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020, lo cual amenaza el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y dificulta los esfuerzos para hacer frente al cambio climático.

Asimismo, la pandemia ha puesto de manifiesto el vínculo entre la propia salud y la salud de los ecosistemas, y hace que sea necesario impulsar acciones decididas por parte de las instituciones, las empresas y la sociedad para proteger y recuperar la biodiversidad con urgencia.

 

 

Por este motivo, uno de los objetivos prioritarios de Agbar, como compañía gestora de los servicios del ciclo integral del agua y servicios medioambientales, es la protección y recuperación de los espacios naturales, meta que se enmarca en su Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible (2017-2021).

Actualmente, en el 100 % de las instalaciones de Agbar en Cataluña y Baleares que se encuentran dentro de espacios protegidos se están realizando diagnósticos y planes de acción para la preservación y recuperación de la biodiversidad. Asimismo, el 100 % de las instalaciones disponen de un protocolo para controlar las especies invasoras (que representan una amenaza para especies autóctonas), y este año se alcanzará el objetivo de eliminar los productos fitosanitarios en todas las instalaciones.

El objetivo de Agbar es preservar la biodiversidad en todas sus instalaciones y seguir impulsando proyectos de conservación de los ecosistemas acuáticos, como el del nenúfar blanco. Este esfuerzo de la compañía fue reconocido por la Comisión Europea en el año 2018 con la concesión de un European Business Awards for the Environment (EBAE) por su política de biodiversidad y por su plan de naturalización de instalaciones de agua.

“Apostamos por restablecer las funciones ecológicas de los espacios ocupados por las instalaciones y favorecer la biodiversidad local de los entornos donde operamos”, ha explicado la responsable de Biodiversidad de Agbar, Clara Rovira. Y ha afirmado que “con esta finalidad, llevamos a cabo diagnósticos y planes de acción de biodiversidad para convertir las instalaciones en espacios multifuncionales que preserven las funciones ecológicas, favorezcan la biodiversidad local y los servicios ambientales que nos proporcionan”.

 

 

En el año 2020 se puso en marcha el programa BiObserva STOP-invasoras, con el objetivo de tener protocolos de control de especies invasoras de flora en las instalaciones de tratamiento de agua. Hoy en día, buena parte de las plantas de tratamiento de agua de Cataluña ya han realizado la identificación de especies invasoras y se están empezando a hacer planes de control.

Asimismo, el programa de voluntariado corporativo BiObserva Voluntariado, impulsado por Agbar con la colaboración del Instituto Catalán de Ornitología, tiene como objetivo implicar a los profesionales de la compañía en la conservación del entorno natural, así como aportar datos para el estudio de las aves.

La meta global de Agbar es actuar ante la pérdida de biodiversidad en los ecosistemas y contribuir a su preservación para lograr la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y hacer frente a la emergencia climática. Proteger la biodiversidad es preservar la vida del planeta.

 

Descubre más en el siguiente vídeo: 

  • .